Mi primer viaje solo, por varios días, fue a Oaxaca, Oaxaca.

Mi viaje inició un 2 de noviembre temprano, llegando en pleno Día de Muertos.

Calles del Centro Histórico de Oaxaca, México
Calles del Centro Histórico de Oaxaca, México

El primer día, antes de aterrizar, inició la aventura, el avión dió varias vueltas sobre Oaxaca, e intentó aterrizar 2 ocasiones, volviendose a elevar, para finalmente aterrizar al tercer intento. A bordo se escuchaban murmullos, algunas señoras asustadas y alguien ya estaba rezando. Pero aterrizamos bien.

Hotel estilo colonial en el Centro de Oaxaca, México
Hotel estilo colonial en el Centro de Oaxaca, México

Llegando a Oaxaca me hospedé en un hotel muy antiguo y céntrico y de inmediato caminé hasta el Panteón General.

Fue impactante ver a muchas familias reunidas alrededor de las tumbas, algunos haciendo fiesta, comiendo, bebiendo y con bandas de música, mientras que otros callados, meditando, con tristeza en su rostro. Me impactó, me hizo reflexionar, fue algo nuevo.

Gastronomía deliciosa en Oaxaca, México
Gastronomía deliciosa en Oaxaca, México

Saliendo del panteón había un mercado con muchos puestos de comida, me senté y pregunté que vendían y me dijeron “hay verde y hay rojo”. Sin saber que era, pedí uno de cada uno y fue demasiada comida. Me ha vuelto a pasar varias veces.

Este fue mi primer viaje donde pude combinar con trabajo, y puse a prueba mi digitalización. En las mañanas trabajaba en mi laptop y toda la tarde me iba a pasear.

Todo el centro de Oaxaca es hermoso, pintoresco, parece una escenografía.

Plaza de Santo Domingo, Oaxaca, México
Plaza de Santo Domingo, Oaxaca, México

Caminé por todo el centro durante varios días, visité muchos templos antiguos, conocí personas muy amables y amistosas.

Comí de todo lo que encontraba: Tlayudas, empanadas de verde y amarillo, tasajo, tamales, chocolate, pan de cremilla, pan de piña, pan de vino tinto, pan de avena remojada, tortas de tamal, atole de arroz, champurrado, tejate (bebida prehispánica), nieves típicas, pan de yema, desayunos corridos y comida corrida típica, muchos frijoles negros, chorizo, carne en salsa de champiñones, albóndigas, arroz, café de olla, mezcal, chapulines… Uff los sabores oaxaqueños son lo máximo!

Desayuno oaxaqueño, chilaquiles de mole con huevo
Desayuno oaxaqueño, chilaquiles de mole con huevo

Tomé tours a Mitla, Hierve el Agua, Teoltitlán del Valle y El Tule.

Monte Albán, Zona Arqueológica en Oaxaca, México
Monte Albán, Zona Arqueológica en Oaxaca, México

Renté un auto y me fui a recorrer la sierra sin plan ni itinerario y conocí Villa de Etla, Ixtlán de Juarez, y San Pablo Guelatao, éste último el pueblo donde nació Benito Juárez. Así es como se entiende mejor la historia.

Ixtlán de Juarez, Oaxaca, México
Ixtlán de Juarez, Oaxaca, México

Lo que he conocido de Oaxaca ha sido hermoso, su gente, su comida, tradiciones, lugares, paisajes, historia!

El Estado de Oaxaca tiene 570 municipios! Conocer a un presidente municipal en una mezcalería y compartir una parranda no sonaba tan descabellado.

Banda de música en el Centro de Oaxaca
Banda de música en el Centro de Oaxaca

Tampoco fue tan descabellado esa noche perder mi celular con todas las fotos de mi viaje. Afortunadamente he regresado 2 veces más y por eso tengo nuevas fotos para compensar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.