La verdad es que nunca he sido aficionado a los videojuegos, pero sé cómo funcionan.

De niño muchas veces confirmé que eran muy estresantes porque eran cada vez más difíciles.

Conforme avanzas y subes niveles, el asunto se torna más difícil, más peligroso, más rápido, nuevos retos, más amenazas, más riesgos.

Suena como a la vida real!

Así son los videojuegos y así es la vida real.

Si de repente tu vida se torna difícil, con nuevos retos, con más problemas, alégrate, significa que estás avanzando, “sigues en el juego”.

Todo lo que está pasando en este momento es un nuevo nivel.

Estás ante nuevos retos, ante nuevos miedos, o enfrentando los miedos de siempre, pero más de cerca y más frecuentes.

Si quieres avanzar, tienes que estar decidido a que tus miedos van a aumentar, van a incrementarse en frecuencia, en volumen.

El futuro no va a ser más fácil, ni más tranquilo, al contrario, mientras más avanzas y enfrentas tus miedos, eso te permite tenerlos de frente y en lugar de evadirlos, enfrentarlos diariamente, más seguido y cada vez más fuertes y más grandes.

Pero eso es bueno para el universo, significa que estás avanzando y subiendo niveles, por lo que debes estar emocionado y agradecido.

Las cosas pueden y van a cambiar de un momento a otro, sin aviso, de manera inesperada.

La situación puede salirse de control en cualquier momento. De un momento a otro puedes tener que resolver nuevos problemas y enfrentar nuevas dificultades.

Siempre debes estar listo para subir al siguiente nivel y enfrentar la siguiente crisis. Aceptalo y dale la bienvenida a la incertidumbre.

Así como pueden surgir problemas, pueden surgir oportunidades o buena suerte. Mantente atento y listo para enfrentar o aprovechar, para avanzar o retroceder.

En este momento debes tomar una decisión: ¿Estás dispuesto a seguir adelante?

Esto va a ser una aventura: lo que está adelante va a tener muchos momentos inesperados, muchos problemas, no tienes ni idea, va a ser una aventura que podría darte un chingo de miedo. Y mientras más avances, es probable que hasta vayas a llorar.

Pero se puede llorar de tristeza y de felicidad.

Da gracias por tener esta oportunidad de estar consciente de esto, y de ser fuerte para iniciar nuevas batallas.

Cuando mires hacia atrás sabrás que valió la pena.

Lo incierto y lo desconocido, no te debe de dar miedo, sino al contrario, te debe de emocionar, por todas las oportunidades que trae consigo, te debe de hacer sentir con esperanza, con fe, con ventaja.

Emociónate cuando encuentres problemas nuevos, significa que estás avanzando, y que sigues en el juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *