Tuve mi primer guitarra eléctrica a los 17 años.

Era una guitarra imitación Ibañez que le compré a “Chichí”, un amigo de mi amigo Carlos. En esa época ya empezaba a tocar fragmentos de canciones de Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden, Stone Temple Pilots, y otros.

Un día de pinta en mayo de 1995 terminanos en el Colegio Cristobal Colón de la Zona Centro de Tijuana, que celebraba su aniversario con una fiesta y tocada de unos alumnos o exaulmnos, algo así, en lo que yo terminé colandome y teniendo mi primer “palomazo” en un escenario, tocando unas canciones de Nirvana con Toño, Jagger, y Paco, a quienes conocí ese día.

Unos días después, Carlos y yo fuimos al Parque Morelos con una guitarra acústica, una guitarra eléctrica, un pequeño amplificador de baterías y una grabadora de voz y grabamos un concierto. Ese día nació “Templo de Vesania”, nuestro nombre artístico por varios años.

Dicha grabación se encuentra guardada en una bóveda de alta seguridad y quizá algún día será subastada por varios millones de dólares.

Viví la experiencia de tocar en vivo en varios conciertos en algunos bares de Tijuana, como Pueblo Amigo y Plaza Fiesta.

Hector Rios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.