Mi servicio social de la prepa lo hice en el Vivero del Parque Morelos de Tijuana.

Todos los sábados tenía que asistir y plantar semillas, abonar plantas, cambiar plantitas a macetas más grandes, y plantar árboles.

Era una labor muy ecológica y divertida, aunque cansada.

Con mis compañeros Eutimio y Miguel me divertía mucho pues cuando no estaba el supervisor, hacíamos guerras de tierra.

Hector Rios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *