Mi servicio social de la prepa lo hice en el Vivero del Parque Morelos de Tijuana.

Todos los sábados tenía que asistir y plantar semillas, abonar plantas, cambiar plantitas a macetas más grandes, y plantar árboles.

Era una labor muy ecológica y divertida, aunque cansada.

Con mis compañeros Eutimio y Miguel me divertía mucho pues cuando no estaba el supervisor, hacíamos guerras de tierra.

Hector Rios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.