Mis Prácticas Profesionales en Matrix

Así es, yo estuve en MATRIX durante varios meses. Ahí hice mis prácticas profesionales, en el área de almacén. Mis labores eran inventarios, entrega de materiales, recepción de materiales y equipos, y captura en el sistema.

Todas las tardes al salir de la escuela, un camioncito nos llevaba al hangar enorme que estaba en el aeropuerto.

Matrix era una empresa que reparaba y daba mantenimiento a aviones, por lo que todo el material que teníamos en almacén eran partes de avión, desde tornillos, hasta asientos, baños, y aparatos de la cabina de pilotos.

Por primera vez en mi vida sentí lo que es cansancio. Entraba a las 7 a.m. a la escuela, de ahi al aeropuerto y llegaba a las 11 p.m. a mi casa.

Servicio Social en un Vivero

Mi servicio social de la prepa lo hice en el Vivero del Parque Morelos de Tijuana.
Todos los sábados tenía que asistir y plantar semillas, abonar plantas, cambiar plantitas a macetas más grandes, y plantar árboles. Era una labor muy ecológica y divertida, aunque cansada.

Con mis compañeros Eutimio y Miguel me divertía mucho pues cuando no estaba el supervisor, hacíamos guerra de tierra y macetas.

Guerrilla Marketing sin saber

Durante la prepa, mis amigo Carlos y yo iniciamos labores de guerrilla marketing sin siquiera saber lo que estabamos haciendo.

Iniciamos escribiendo mensajes absurdos en hojas sueltas y dejándolos en lugares públicos de manera anónima.

Al principio no ocurrió nada, pero después de varios días y muchos mensajes, toda la escuela y se preguntaba qué estaba sucediendo y que significaban los mensajes.

Nuestra estrategia no tenía ningún objetivo, solo llamar la atención pero de manera incógnita.

Así empezaron las “Farsas”.

Pensamientos

1994. Un día en la noche, me desperté con ideas locas. Tenía en mi cabeza pensamientos que no entendía, pero eran interesantes.

Así que me levanté y apunté lo que pensaba en una libreta.

Ese fué el inicio de una larga lista de ideas y pensamientos que empecé a apuntar en esa misma libreta y que poco a poco se fué convirtiendo en mi libreta de “piensos”.

Cuando entré a la prepa, un día mis amigos leyeron mis piensos y les llamaron la atención. Esa atención fue suficiente para que durante años llenara libreta de pensamientos incoherentes disfrazados de metáfora.

Mi etapa de Chilaquil

Cuando regresé a Tijuana, después de vivir 3 años en la Ciudad de México, traía un acento muy “chilango”.

Regresé a Tijuana a cursar el 3o de primaria y fue mi primera experiencia de rechazo social.

Entré a un nuevo grupo, donde muchos me daban carrilla y me apodaban “el chilaquil”. Peor que eso era que por mi acento, nadie se quería juntar conmigo. En ese entonces el rechazo a lo chilango, el regionalismo estaba muy fuerte.

En el recreo, tenía que juntarme con mi hermana, que iba unos grados más arriba.

Después conocí a 2 buenos amigos que estuvieron conmigo toda la primaria. Alex e Ivan.

adios primer primaria

Mi primer y segundo año de primaria los hice en la Ciudad de México.
Mi escuela era muy bonita y grande, un edificio de 5 pisos y amplios patios.
El 19 de septiembre de 1985 un terremoto destruyó muchos edificios en la capital y mi escuela quedó dañada.
El gobierno construyó aulas temporales de lámina para continuar con las clases.
Entonces parecia que tomaba clases en un campo de concentración. El calor y frio eran extremos.
Aun así, al final del segundo grado obtuve mi primera carta de felicitación por mi desempeño sobresaliente.